Saltar al contenido
Cura Para El Herpes

Leche Para Eliminar el Herpes Labial

¿Estás buscando opciones caseras que te ayuden a reducir las ampollas que te han salido en la boca? Entonces no dudes en seguir leyendo. Me gustaría poder ayudarte a recuperar tu salud y a que tu vida vuelva a ser como antes.

Seguro sientes mucha vergüenza, no quieres siquiera salir a la calle o que alguien te vea con esas horribles llagas en los labios. No te preocupes, hay muchas personas que sufren igual que tú.

La buena noticia de ello es que hay más opciones para recuperarte: sigue leyendo.

Eliminar el herpes labial teniendo una buena salud

Cuando un herpes no se cura a tiempo puede convertirse en un problema grave. ¿Por qué? Porque hay más posibilidades de que aparezca de nuevo. Un brote puede durar entre 7 y 10 días, y ser doloroso o molesto por los picores insoportables.

Pero eso no es todo: si tu organismo no está en buenas condiciones es más probable que vuelvan a aparecer las ampollas al poco tiempo y otra vez atravesar ese proceso. Ya que el herpes es una infección viral por más de que te pongas cremas o consumas pastillas no harás más que “tapar el sol con un dedo” como se dice popularmente.

¿Qué recomiendo entonces si quieres saber eliminar el herpes labial? Que cuides tu salud. A lo que me refiero es que si estás sano y fuerte el virus no tiene manera de manifestarse. No olvides que el herpes se desarrolla en organismos enfermos, débiles y con el sistema inmune debilitado.

Una buena manera de estar siempre saludable es justamente, comer de manera saludable. Añade más frutas y verduras a tu dieta, elige harinas integrales y evita los refinados, fritos y fast food.

Cómo eliminar el herpes labial con leche

Uno de los remedios caseros para el herpes labial se encuentra en la gran mayoría de las casas. Nada más y nada menos que la leche.

Es muy eficaz debido a varios de sus componentes. Ayuda a reducir los síntomas y a que las ampollas cicatricen más rápido.

Para que haga efecto tienes que aplicar la leche desde la etapa de hormigueo, es decir, antes de que empiecen a aparecer las llagas.

La forma de aplicarla es verdaderamente simple: embebe un algodón con un poco de leche fría y aplica en la zona afectada (o próxima a afectarse).

Al principio podrás frotar con un poco más de fuerza pero después cuando la llaga ya esté formada sólo apoyarás con cuidado porque de lo contrario te lastimarás y dolerá bastante.

Si no tienes leche un día no te preocupes, puedes también puedes usar yogur, siguiendo los mismos pasos, ya sea bebible o no.

Pero además de la leche, hay muchas otras cosas que puedes hacer para que las ampollas se vayan más rápido  y para disminuir su frecuencia y su intensidad. Para ello, te recomiendo que sigas la guía del PROTOCOLO DEFINITIVO DEL HERPES, de Melanie Addington.

Este método simple y natural puede ser utilizado por cualquier persona, para combatir todo tipo de herpes. Y además de secar las ampollas, vas a lograr una mejora en tu salud y en tu calidad de vida.

Esto se debe a que aprenderás comó combatir el herpes labial de forma completa e integral, debilitando al virus y aumentando tus defensas para que los brotes sean cada vez menos frecuentes.