Hacer Ejercicio con Herpes ¿Ayuda o Perjudica?

Hoy vamos a hablar sobre el ejercicio y el herpes ¿duele? ¿ayuda? o por el contrario ¿perjudica?

He estado recibiendo muchas preguntas en las redes sociales sobre si deberíamos hacer ejercicio o no cuando tenemos un brote de herpes. Veamos algunas de estas cuestiones.

Existen investigaciones sobre personas que hacían ejercicio a diario con herpes y se descubrió que cuando nuestros músculos están moviendo nuestra sangre, se mueven las células inmunoestimulantes del sistema inmunológico, células T.

Las células T son parte del sistema inmunitario y se forman a partir de células madre en la médula ósea. Ayudan a proteger el cuerpo de las infecciones y a combatir el cáncer. También se llama linfocito T y timocito.

Cuando se mueven por todo nuestro cuerpo nos estám dando un poco más de apoyo inmunológico que si no hubiéramos estado haciendo ejercicio, así que esta es una gran noticia, ¿verdad?

¿Qué ejercicio puedo hacer para prevenir el herpes?

Dijeron que con tal solo salir por una hora a caminar ayudará a estimular nuestro sistema inmunológico, sistema que por lo que muchas veces las personas que son recién diagnosticado con herpes.

Otra cosa que es realmente útil con el ejercicio además de ayudar a nuestro sistema inmunológico, es que el ejercicio disminuye inflamación.

Actividades como correr, montar en bicicleta, nadar, combinados con simples ejercicios de fuerza, tiene muchos efectos positivos sobre sistema inmunológico, por ello dedica tres o cuatro veces por semana a practicar una actividad física,

¿El sudor o el roce puede empeorar un brote?

Es importante decir que aunque el ejercio es bueno para prevenir y curar el herpes, hay que evitar que el ejerciio que estemos haciendo no irrite más las ampollas. Si hay un brote con ampollas y el roce es continuo, lo mejor es dejar de hacer ejercicio o cambiar a otro donde no existe esa fricción.

En cuanto al sudor, n0 es lo ideal ni lo más cómodo que las ampollas se llenen de sudor excesivo durante cierto tiempo, pero si hacemos nuestro ejercicio y después tomamos una ducha, no debería hacer problema, aunque si es cierto que no todo el mundo tiene el mismo tipo de sudor. y para algunos puede ser molesto.

Yoga para el Herpes

El yoga es otro ejercicio que puedes incorporar a tu rutina,  que no solo ayuda a combatir los síntomas físicamente, sino también mentalmente.

El yoga relaja la mente viene la mente y alivia el estrés, y el virus del herpes prospera solo en condiciones estresantes, la práctica diaria de yoga ayuda en el manejo diario del estrés, por lo que previene brotes recurrentes.

La respiración profunda durante el yoga ayuda a revitalizar el cerebro. Rejuvenece el cerebro. Evita todos los pensamientos negativos y promueve una mentalidad positiva.

Al reducir la hormona del estrés, el cortisol, ahora debe tener en cuenta que el estrés es el factor más importante que causa el crecimiento del herpes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.