Saltar al contenido
Cura Para El Herpes

Como Afecta el Estrés al Sistema Inmunitario y al Herpes

He dicho en varias ocasiones que uno de los causantes de la reaparición de los herpes es el estrés.

Pero…

¿Cómo afecta el estrés a nuestro sistema inmunitario?

El sistema inmunitario no es ajeno a nuestras emociones. Tiene la capacidad de captar las emociones a través de sus receptores de neurotransmisores. Estos están compuestos por proteínas y son segregados por el cerebro para enviar señales a todo el cuerpo; estas señales pueden ser sobre enfermedades, alegrías, miedos, estrés…..

El sistema inmunitario también fabrica  y recibe neurotransmisores, por lo que está en contacto constante con nuestras emociones.

Un estudio realizado por Jemmot y Magliore (1988) evaluó el efecto del estrés académico en la inmunoglobulina A de segregación (S-IgA). La S-IgA es un anticuerpo que baña las membranas mucosas y que constituye la primera línea de defensa del cuerpo contra infecciones en el sistema respiratorio, gastrointestinal y urogenital. La S-IgA impide que las bacterias y los virus se adhieran a las superficies de estas mucosas y promueve la resistencia inmunológica contra las posibles infecciones.

En este estudio se midieron los niveles de S-IgA de unos estudiantes en tres ocasiones: antes, durante y después de un examen estresante.

El resultado fue que los niveles de S-IgA, durante el examen, quedaron significativamente reducidos. Y es, en este periodo de funcionamiento inmunológico deprimido cuando los estudiantes tienen más dificultades a la hora de resistir y recuperarse de las infecciones bacteriales y virales.

Conclusión: en este estudio se demuestra una clara relación entre los momentos de estrés y nuestra bajada en las defensas.

Así que si no queréis tener muchos herpes….¡¡cuidad vuestro nivel de estrés!

Técnica de relajación para bajar el estrés

Voy a hablar sobre una técnica de relajación para cuando nos encontremos muy nerviosos y no sepamos cómo afrontar algo. Es muy sencilla y eficaz. Recomiendo hacerla cada día en periodos de estrés.

Hay que tumbarse en la cama y poner una almohada bajo la cabeza y otra bajo las rodillas, de modo que los muslos estén ligeramente levantados. Hay que dejar los brazos tendidos junto al cuerpo. Debemos estar muy cómodos. Si no es así se puede modificar la posición de los brazos o las piernas.

Ahora hay que cerrar los ojos.

El principal instrumento para relajarse es la respiración.

Hay que tomar una inspiración (entrada de aire) muy profunda, hasta que el pecho y el estómago se llenen totalmente de aire. Luego hay que espirar (sacar aire) con un gran suspiro, dejando que el aire haga un silbido al salir. Mientras se espira hay que intentar sentir como todo nuestro cuerpo está cansado y pesado, hundiéndose en la cama. Inspirad y espirad varias veces hasta que nuestra respiración se haga más lenta y profunda.

Mientras inspiramos y espiramos hemos de pensar en nuestra mano izquierda sobre la cama, como un peso muerto: se va haciendo más y más pesada, es tan grande el peso que se vuelve inútil y da la impresión que se va hundiendo en la cama.

Sucesivamente pensamos en el brazo izquierdo, en el pie izquierdo, en la pierna izquierda,…, hacemos lo mismo con el lado derecho. Luego empezaremos por la cabeza descansando sobre la almohada y como se vuelve pesada. Y luego pensaremos en el tronco como una gran masa cuadrada y como se hunde sobre la cama.

Hay que hacer una pausa durante unos segundos. Terminar con dos grandes inspiraciones y espiraciones y DESCANSAR.

Si no nos vemos capaces de hacer todo esto de golpe podemos empezar haciendo sólo un brazo. Al cabo de una semana otro….etc.

Cuando se domine mucho la técnica incluso se puede llegar a hacer sentado o de pie.

Espero haberos ayudado a sobrellevar mejor el estrés y…¡¡que no aparezcan los temidos herpes!!

Hierbas para reducir el estrés

Hemos hablado de cómo el estrés afecta a nuestro sistema inmunitario y de esta manera aumenta el riesgo de padecer más herpes. De todos es sabido que cuando tenemos un disgusto o problemas tenemos más tendencia a que reaparezcan los herpes.

Las plantas medicinales que os voy a proponer hoy os van a ayudar a reducir el estrés y los nervios. Las que he seleccionado, en mi opinión, son las más conocidas y utilizadas. Estas son:

Valeriana: es una planta ampliamente conocida. Se utiliza la raíz, que está compuesta de aceites esenciales que desprenden un olor característico. Tiene propiedades sedantes que permiten reducir el nerviosismo y la agitación asociada al estrés.

Amapola de California: es una planta ansiolítica que combate el estrés y permite reducir el nerviosismo que causan los trastornos del sueño. También puede ayudar a sustituir los hipnóticos actuales sin producir dependencia alguna.

Espino Albar: esta planta tiene la propiedad de ayudar a regular el ritmo cardíaco y por tanto las palpitaciones que se derivan de momentos de estrés o ansiedad. Además también ayuda a aumentar el flujo sanguíneo y garantiza al músculo del corazón un aporte mayor de sangre oxigenada.

Pasiflora: es una planta que se utiliza sobretodo para los trastornos del sueño que cursan con despertares nocturnos.