¿Cual es la Mejor Dieta para el Herpes?

Para un virus como el herpes que está determinado a infectar a la población humana y estallar cada vez que se revela una oportunidad, la frustración es suficiente para que tratemos desesperadamente de encontrar una manera de deshacernos de él. Todos somos muy vulnerables al contagio, especialmente si el impacto es a largo plazo.

Existe la discusión de que podemos combatir el virus usando la dieta o que la condición resulta de un problema dietético. Aquí podemos aclarar cómo puede ser un plan de dieta para el herpes .

¿Cómo se relaciona la dieta con el herpes?

Una dieta para el herpes tiene sentido porque tiene mucho que ver con nuestra inmunidad. Para muchas personas que tienen deficiencias de vitaminas, existen vulnerabilidades abiertas en el sistema inmunitario donde el virus puede crecer.

¿Qué Alimentos Consumir para fortalecer el sistema inmunológico ?

Lisina

La proteína magra que ofrece este nutriente estrella es ideal superar un brote de herpes genital. La lisina es un aminoácido esencial para los humanos. Los alimentos como la carne magra, las aves de corral o el pescado ofrecen una cantidad aceptable de lisina.

Los lácteos bajos en grasas también ofrecen este tipo de nutriente, aunque en cantidades más bajas.

Otros alimentos como las legumbres (lentejas o garbanzos) o los frutos secos contienen muchísima lisina.

Vegetales y Verduras

Es aconsejable consumir aproximadamente unas 7 piezas de fruta y verduras en un mismo día.

Es bastante más de lo recomendable en una dieta equilibrada pero es necesario puesto que la vitamina C se pierde mientras se tiene activo el herpes genital.

Las verduras y frutas que pueden consumirse son: pimientos, fresas, brócoli, tomates, melón, coles de Bruselas, moras, piña y muchas más.

Si 7 piezas le parecen demasiado puede tomar la vitamina C mediante suplementos vitamínicos que puede adquirir en cualquier farmacia o tienda de dieta natural.

Cereales Integrales

El cereal integral contiene los nutrientes necesarios para evitar los brotes de herpes. El cereal integral es una fuente interminable de los carbohidratos que necesita nuestro organismo. Consuma sarraceno, palomitas de maíz o arroz integral, avena, harina integral, etc.

Nutrientes y vitaminas

La vitamina C es un antioxidante necesario si se padece de herpes genital. Ayudará a que las ampollas cicatricen rápidamente. Además evita la reactivación de un brote.

La vitamina E es también un antioxidante que ayuda a que las membranas celulares no sufran ningún daño.​​​​​​​

La Lisina es una de las vitaminas más necesarias e importantes si se tiene una infección de herpes genital. Además de encontrarse en algunos alimentos también puede consumirse como suplemento.

Los bioflavonoides pueden encontrarse en algunos alimentos como en el té verde y es aconsejable pues neutraliza los efectos del virus en nuestro cuerpo. Los alimentos que contienen este nutriente son el ajo, la cebolla, las coles, uvas, melocotones y pera, entre otros.

El Zinc ayuda a cicatrizar las llagas producidas por las vesículas que se han roto. El apio, cacahuetes o las papas son algunos de los alimentos que contienen este nutriente.

La vitamina A es otro antioxidante con características antibacterianas. Además ayuda a mantener la piel de la zona afectada en buen estado.

El calcio y el magnesio también colaboran en el proceso de cicatrización de las heridas.

Los suplementos de zinc y otras vitaminas disminuyen considerablemente la posibilidad de un nuevo brote.

Datos de la dieta sobre el herpes

Ha habido investigaciones que han tomado esto en serio y señalaron algunos hallazgos profundos sobre una dieta para el herpes . Las sugerencias siempre se inclinarán hacia las frutas y verduras, lo que podría alentar la limpieza de la piel. Manténgase alejado de los alimentos procesados ​​y la comida chatarra. Como…

  • Azúcares procesados
  • Edulcorantes artificiales
  • Alcohol / Drogas
  • Batidos Con Aminoácidos
  • cafeína
  • pan blanco

Los hechos resultantes sobre el herpes son que la arginina (un componente en muchos de los alimentos mencionados) es la causa del brote. Puede reducir su consumo de arginina o equilibrarlo con lisina , que está más presente en las verduras, el trigo y las frutas. Si el cuerpo tiene demasiada Arginina, entonces provocará brotes y continuará causando problemas con los brotes. La lisina continuará luchando contra el virus y lo mantendrá inactivo.

Incluso con un virus que ha demostrado ser muy difícil de eliminar, todavía tenemos muchas maneras de asegurarnos de que no aparezca y, mientras vivamos una vida más saludable, también podemos vivir sin él. Hemos aprendido a vivir con eso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.