¿Qué es la Diseminación Viral Asintomática del Herpes?

La diseminación del virus del herpes significa que el virus, ya sea del tipo HSV1 o HSV2 , puede estar presente en la superficie de la piel cuando no hay signos o síntomas visibles de un brote. (El HSV-1 o herpes labial se disemina menos que el HSV-2 o herpes genital).

Varios estudios han confirmado que durante los primeros meses de exposición al herpes o contagio, la tasa de diseminación viral es mucho más alta que pasado unos menes cuando el cuerpo ya puede desarrollar una respuesta inmune o defensa mediante la liberación de anticuerpos en el torrente sanguíneo.

En un promedio de seis meses después del primer brote, se ha demostrado que la diseminación viral ocurre entre el 5-20%. El porcentaje varía según el estudio ya que varía según las personas, ya que no todos los cuerpos reaccionan igual la infección, la reacción dependerá del estado de nuestro sistema inmune.

Sin embargo, y esto es importante, la diseminación viral no siempre significa que haya suficiente virus como para transmitirlo a una pareja.

Los expertos de Mayo Clinic determinaron que alrededor del 70 por ciento de todos los casos de herpes genital se adquirieron cuando una pareja infectada no mostró signos ni síntomas físicos como las ampollas.

Los brotes de herpes visibles son el resultado de la eliminación del virus del herpes hasta el punto de que rompe la piel para crear llagas visibles.

¿Dónde ocurre la diseminación viral?

Si ya tienes un brote de herpes es normal asumir que la diseminación del virus del herpes ocurre en la zona del brote. La forma en que el virus viaja a la superficie de la piel desde la base de la columna es a través de las vías nerviosas.

Una vez que hay un camino establecido después del primer brote, el virus tiende a tomar ese camino de menor resistencia, aunque esto no es siempre así.

Si no ha tenido un brote de herpes con signos y síntomas evidentes y sospecha que tiene HSV-1 o HSV-2, se lo han diagnosticado con una prueba,  no puede determinar desde que zona se puede propagar el virus.

Lo mejor que puedes hacer en el caso del diagnóstico positivo es decirle a la pareja que tienes el VHS, pero que no has tenido un brote activo para así poder tomar precauciones.

El herpes genital es una de las enfermedades de transmisión sexual más frecuentes en todo el mundo. Está causado por dos tipos de virus, el herpes simple tipo 1 (VHS-1) y el herpes simple tipo 2 (VHS-2) Aunque se pueda presentar de manera subclínica o con síntomas leves, las complicaciones pueden ser graves.

La infección genital la produce sobre todo el VHS-2 ya que el VHS-1 suele producir con mayor frecuencia infecciones orales: herpes labial, lesiones peribucales, etc. Sin embargo, también éste se puede transmitir de la boca a los genitales durante el sexo oral al entrar en contacto con algún brote.

De igual modo, el herpes simple VHS-2 algunas veces se disemina a la boca durante el sexo oral y causa herpes oral.

Además, hay que tener en cuenta que es un importante facilitador de la transmisión sexual de enfermedades como el virus de la Inmunodeficiencia Humana.

El VHS-2 se transmite por contacto en las relaciones sexuales (vaginal, anal u oral), a partir de personas que tienen lesiones activas. Aunque en ocasiones quienes la trasmiten no presentan síntomas pero eliminan virus.

Este tipo de enfermedades se extiende con mucha facilidad en las mujeres, aumentando con el contagio el riesgo de cáncer de útero.

En caso de embarazo puede provocar problemas de aborto para el bebé o parto prematuro, es decir, que el bebé nazca antes. Si el recién nacido o bebé se contagia durante el nacimiento, puede morir o sufrir serios daños cerebrales.

La positividad serológica frente a la infección por VHS-2 en la mayoría de países occidentales ha aumentado mucho en las últimas décadas. el herpes genitales es una de las infecciones de transmisión sexual

Nota: se ha registrado una prevalencia entre la población general alrededor del 20%. Es casi nula antes de los 15 años, en cuyo caso debe sospecharse de abusos sexuales, y alcanza la máxima incidencia en la salud a partir de los 40 años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.