Herpes en el Pie ( Síntomas, Tratamiento y Complicaciones )

La enfermedad del herpes se identifica por la aparición reiterada de úlceras o ampollas en determinadas zonas del cuerpo, como pueden ser los labios, mejillas, nalgas, vulva, pene o bien muslos o pies. Estas pequeñas ampollas  al romperse generan costras.

El herpes en los pies se produce por la presencia del virus que genera infecciones crónicas recurrentes, esto es, que alternan periodos de manifestación de la enfermedad con periodos inactivos.

El primer síntoma se llama primera infección. Por otra parte, si con el tiempo las infecciones recurrentes o bien brotes se generan tras estar una temporada inactivo, éste recibe el nombre de periodo latente. La frecuencia de los brotes de los herpes de pie no se puede pronosticar, y además de esto, cambia de una persona a otra, en tanto que, mientras que hay un porcentaje altísimo de personas que no muestran brotes, otras los tienen muy seguidos y otros los tienen de vez en cuando.

Síntomas del herpes zoster en el pie 

La enfermedad se manifiesta con la presencia de erupciones por herpes en el pie. El síntoma principal es la aparición de las ulceras en los pies y que afecta a los dedos, pies, muslos internos en donde están los nervios. Esto ocasiona que el virus pueda extenderse a otras partes de las extremidades.

Las consecuencias del herpes en los pies, en un inicio, la piel se enrojece, se vuelve edematosa. También provoca picazón, ardor. La piel se cubre con pequeñas burbujas de 2 milimetros de diametro. Semejantes burbujas aparecen en conjuntos, se unen, formando una gran área perjudicada.

Después de un tiempo, las burbujas revientan, la fuga de fluido genera (que contiene un sin número de particulas de virus) la formación de ulceras. Esto es peligroso tratándose de herpes en el pie ya que se pueden infectar fácilmente con bacterias o bien hongos.

Es de resaltar que las burbujas no pasan ya antes del tratamiento completo. Después de una semana o bien 2 de la condicion del paciente empieza a prosperar, nuevas erupciones no aparecen. Los puntos que continúan en su sitio erupciones desaparecen después de un mes.

Otros sintomas ocasionados por el herpes son fiebre, dolor de cabeza, nauseas con vomitos, falta de hambre.Además, los sintomas frecuentemente se transforman en dolor y la neuralgia neuralgico postnerpeticheskaya.

Micosis en los pies

El herpes en los pies no tienen que confundirse con una micosis cutánea. Los hongos en los pies son una infección fúngica provocada por norma general por dermatofitos. Esta enfermedad, asimismo famosa como micosis en los pies o bien pie de atleta, acostumbra a aparecer primordialmente entre los dedos de los pies y es una afección bastante molesta que puede provocar síntomas como picazón, descamación y ardor en el área.

La micosis en los pies es una infección que hay que tratar de manera inmediata, en tanto que caso de que no se utilice ningún fármaco o bien tratamiento antifúngico puede extenderse a otras zonas de esta zona, como bajo las uñas causado una onicomicosis, una infección fúngica considerablemente más bastante difícil de quitar. Mas, ¿por qué razón aparecen los hongos en los pies? ¿Cuáles son sus posibles síntomas y de qué forma podemos eludir esta infección? :

  • Blanqueamiento de la piel entre los dedos de los pies.
  • Descamación de los pies.
  • Erupción con picor en los pies.
  • Ampollas en los pies.
  • Pitiriasis versicolor: es una infección cutánea micótica usual caracterizada por la presencia de placas más claras o bien oscuras que el resto de la piel.

Las placas acostumbran a aparecer en el pecho o bien en la espalda y también impiden que toda la piel se broncee por igual. Aunque es más usual en la adolescencia y a inicios de la edad adulta, puede presentarse en cualquier temporada de la vida. El único síntoma de la P. versicolor acostumbra a ser la aparición de placas de color blanco o bien cobrizo claro. Las placas pueden presentar una descamación leve, mas pocas veces pican o bien duelen.

Complicaciones del herpes zoster

La mayor parte de los casos de herpes zóster se curan solos, con o bien sin tratamiento, y no provocan ningún otro inconveniente. En casos rarísimos, el herpes zóster puede producir dificultades como las siguientes:

  • Dolor incesante (neuralgia posherpética): las lesiones en las fibras inquietas de la piel mandan mensajes confusos al cerebro, produciendo un dolor que puede persistir a lo largo de un periodo prolongado tras la desaparición del herpes zóster.
  • Inconvenientes en la vista: si el herpes zóster aparece cerca del ojo o bien en el ojo, puede provocar pérdidas visuales.
  • Infecciones en la piel: la erupción del herpes zóster puede inficionarse con bacterias, pudiendo provocar impétigo o bien celulitis.
  • Inconvenientes del sistema nervioso: el herpes zóster en la cara puede afectar a múltiples nervios diferentes que conectan con el cerebro. Esto puede acarrear inconvenientes relacionados con los nervios, como parálisis facial y inconvenientes auditivos o bien de equilibrio. En casos inusuales, el herpes zóster puede evolucionar a una encefalitis, es decir, inflamación del cerebro.

Diagnóstico del herpes en los pies

El profesional médico es el encargado de llevar a cabo un diagnóstico eficaz. Si éste identifica los síntomas mencionados, probablemente el diagnóstico del herpes sea positivo.

Se puede tomar un frotis de la piel inficionada y mandarlo al laboratorio para su análisis. Las pruebas singulares de laboratorio incluyen exámenes microscópicos y análisis de sangre para los anticuerpos.

Tratamiento del herpes zoster en los pies

El herpes se trata mediante la ingesta medicamento orales antivirales como el famciclovir y que se ha desarrollado para tratar de forma eficaz las infecciones de herpes. Dichos medicamentos también suelen utilizarse para tratar un brote de herpes o bien pueden ser consumidos continuamente para eliminar las recurrencias del herpes, reducir los brotes, y la propagación de la diseminación viral.

También se puede tratar con remedios naturaleza tal y como lo explica Alex Torres en su libro «Adios Herpes».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.