Saltar al contenido
Cura Para El Herpes

Como Hacer un Baño de Sal para Aliviar los Brotes de Herpes

La FDA ha aprobado tres medicamentos que ayudan a cumplir el propósito de aliviar y eliminar los síntomas del herpes, Acyclovir, Valacyclovir y Famiciclovir. Pero también hay algunos remedios caseros que ayudan a brindar alivio durante los brotes.

Algunos de estos remedios naturales para el herpes se usan para aliviar el dolor, mientras que otros se toman diariamente para suprimir el virus tanto que reducen el riesgo de transmitirlo a otra persona.

Hoy vamos a hablar de uno de estos remedios o tratamientos naturales, el baño de sal.

Baño de sal para el herpes genital

El tratamiento del dolor, la picazón y la irritación general asociada con el herpes es uno de los más importantes para ayudar a los pacientes a encontrar algo de alivio.

Un baño de sal es una de las mejores opciones para obtener un alivio rápido y una gran ventaja es que es un tratamiento natural que no tiene efectos secundarios.

Las ampollas que aparecen en el área genital pueden ser grandes y llenas de un líquido transparente, una vez que explotan, sin embargo, no desaparecen, sino que se convierten en úlceras o llagas abiertas que son rojas, con comezón e irritantes.

Debido a que estas llagas y ampollas aparecen en el área genital, a menudo causan bastante incomodidad al paciente, ya que esta es un área muy sensible y que generalmente se ve afectada por la ropa y la fricción de caminar e incluso sentarse.

Obtener alivio en esta área es de suma importancia y un gran remedio es el baño de sal que ayuda a calmar las llagas abiertas y trae un poco de alivio.

¿Cómo hacer el baño de sal?

Es importante usar sal marina natural o escamas de sal tipo Maldon o sal del Himalaya, esta sales son más naturales y tienes más propiedades que la sal refinada común.

La receta básica para el remedio de baño de sal para el herpes genital es poner ½ cucharadita de sal marina en una media de 600 ml agua tibia.

Bañe el área afectada con la solución dos veces por día.

Otra opción es agregar unas cucharadas de sal al baño en el bidé o en la bañera y dejar reposar durante un rato. Y por supuesto, si tiene la oportunidad de bañarse en el mar, aproveche, ese será el mejor baño salino que se podrá dar.

La sal marina tiene poderes curativos notables para actuar como un tratamiento herpes natural y también ayudará a desinfectar y mantener limpias las áreas infectadas del cuerpo.