Herpes bucal

Hoy en día el virus del herpes está muy extendido entre los adultos, las personas que viven con el saben cómo puede interferir esta enfermedad en sus vidas, el dolor, la picazón, el ardor de los brotes…. por no mencionar la vergüenza que produce en algunas personas el herpes bucal o labial. Incluso cuando no hay brotes, pueden padecer el temor de que aparezca un nuevo brote.

Debido a que no existe una cura definitiva para el herpes bucal, muchos pueden sentir que luchan por una batalla perdida. Sin embargo, hay muchas maneras de disminuir la duración y la intensidad del dolor, así como la disminución de la frecuencia de los brotes.

Como se transmite el virus del herpes bucal

Si bien la mayoría de los adultos estadounidenses dan resultado positivo para el virus del herpes, muchas personas ven pocos o ningún síntoma. Desafortunadamente, el virus todavía se puede propagar en ausencia de síntomas.

El herpes oral, es contagioso durante un brote y también en los días previos al mismo. Las personas infectadas con el virus deben tener cuidado de no contagiar a otros. Durante un brote, hay que ser cauteloso para no intercambiar saliva con cualquier persona.

Tratamiento del herpes bucal

Desafortunadamente, no existe actualmente ninguna vacuna ni cura para el virus del herpes, aunque por lo menos una vacuna potencial ha llegado a las etapas de prueba. Sin embargo, hay muchas maneras eficaces para mitigar los síntomas. Con algunos conocimientos básicos y las herramientas adecuadas, es posible reducir la frecuencia y la duración de los brotes para que no interfieran en la vida diaria.

El herpes y el sistema inmunológico

Tener un sistema inmunológico fuerte, no evitará que usted se infecte con el virus del herpes, pero si tiene un efecto directo y positivo sobre el número, la gravedad y duración de los brotes. Siempre y cuando su sistema inmunológico sea fuerte, la probabilidad de contraer un brote es pequeña.

Hay numerosos factores que pueden debilitar su sistema inmune, dando al virus la oportunidad aparecer. Algunos factores, como el trabajo o el estrés familiar, cambios de clima, la exposición a otros virus… También son muy importantes los factores de estilo de vida tales como dieta, ejercicio, vitaminas y suplementos.

Mantenerse en buena condición físicas, comer muchas frutas y verduras, y tomar las vitaminas que apoyan el sistema inmunológico, son buenas prácticas para evitar los brotes del herpes. Al elegir una vitamina o suplemento, busque uno con numerosos ingredientes inmunitarios, incluyendo vitaminas C y D, y Echinacea.

Antivirales

Los antivirales se pueden aplicar tópicamente o tomados en forma de pastilla o suplemento. Aplicados tópicamente,  se toman para acortar los brotes de herpes bucal y genital. Tomado diariamente en forma de pastilla o suplemento, los antivirales en realidad pueden disminuir la frecuencia de los brotes.

Remenidos y tratamientos naturales

Para las personas que prefieren remedios totalmente naturales, algunas variedades de hongos han demostrado ser potentes anti-virales y, en concreto shitake maitaki y hongos reishi. El aloe vera también ha sido citado como un simple y barato tópicos anti-virales.

Sobre remendios y tratamientos naturales para el herpes bucal o labial haz clic en el siguiente enlace: Cura Para Herpes